Oración de Bendición Saint Patrick School Temuco

Señor, al culminar las vacaciones, he recuperado mis fuerzas. Te doy las gracias por haberme acompañado durante mis días de descanso. Gracias porque a través el contacto con la naturaleza, el agua, la lluvia, el viento y el sol, he sentido las caricias del amor que diariamente derramas sobre todos los seres de la creación.

Al iniciar de nuevo el año escolar, quiero pedirte todo lo que Tú ya sabes que necesito, pero que nos enseñaste a pedir con humildad:

Alegría, para emprender el trabajo de este nuevo año que hoy pongo en tus manos de Padre amoroso, con todo lo que tienes dispuesto para mí.

Solidaridad, para apoyar a aquellos que de verdad me necesiten.

Inteligencia, para buscar y descubrir la verdad en los acontecimientos de cada día.

Optimismo, para empezar cada jornada con nueva ilusión y nuevas esperanzas.

Paciencia, para volver a empezar aquello que no me salga muy bien.

Entusiasmo, para vencer las dificultades y madrugar aunque se me haga difícil.

Audacia, para cambiar aquello que impida mi desarrollo físico espiritual e intelectual, y para luchar por corregir mis defectos y caprichos.

Valentía, para detenerme cuando me equivoque y reiniciar mi ruta cuando vaya por la senda equivocada.

Equilibrio, para controlar mis emociones, y no dejarme vencer por las contradicciones que seguramente encontraré en mi camino.

Sabiduría, para saber escoger lo que me conviene para mi alma y mi cuerpo.

Generosidad, para compartir con mis compañeros lo que de tu bondad he recibido gratuitamente.

Memoria, para guardar en mi mente, mi alma y mi corazón, los conocimientos que me acerquen más a Ti.

Voluntad, para hacer las tareas y trabajos con responsabilidad y energía.

Constancia, y perseverancia para terminar con entusiasmo lo que ya he iniciado.

Tolerancia, para aceptar a mis compañeros con sus cualidades y sus debilidades.

Gratitud, para reconocer a quienes cada día me han ayudado a ser mejor, especialmente a ti Dios Padre amoroso, que siempre velas por mí, y por eso confiado en Ti, pido la gracia de la fidelidad para cumplir mis buenos propósitos.

Te lo pido por Jesucristo tu hijo amado quien vive y reina contigo en la unidad del Espíritu Santo, por los siglos de los siglos. Amen.